Conociendo a los Guerreros de Terracota

(English below)

Por lo general me hago cargo de toda la planeación de mis viajes, aún si voy a reunirme con familia o amigos. Pero esta vez, la planeación fue parte de una idea que surgió varios años antes cenando con un amigo. Descubrimos que ambos teníamos en nuestra lista de sitios por visitar la ciudad de Xi’an (China), ambos queríamos ver en persona a los Guerreros de Terracota (el impresionante Mausoleo del Primer Emperador Qin).

No puedo recordar cuando escuché o leí por primera vez acerca de ellos, pero sé que aún estaba pequeña. Algunos años más tarde volví a “encontrarme” con ellos en un documental y en un artículo, creo, de la National Geographic Society y supe que era un lugar que tenía que visitar algún día.

Los planes empezaron a tomar forma durante una estadía de mi amigo, como expatriado, en China. Resultó que la logística para movilizarnos y explorar Xi’an en la forma en que deseábamos era más sencilla en ese momento, y los días libres por celebraciones en China en el mes de Octubre, crearon el momento perfecto para planear el viaje. Durante la organización, el grupo creció de 2 a 11, otros expatriados con los que trabajaba mi amigo se nos unieron — todos amantes de viajar, explorar y aprender sobre la cultura, por lo que resultaron ¡compañeros perfectos!

I01 - Xian (CN) 0230-09

La visita a los Guerreros de Terracota fue la primera actividad planeada en Xi’an. Nada podía, en realidad, prepararme para lo que encontramos cuando, luego de una corta caminata desde la entrada, llegamos al Pit 1: el sitio principal de excavación y donde la mayor parte del trabajo de restauración ha sido realizada.

Ninguno de los videos o fotografías que había visto, ni las descripciones que había leído pudieron darme una idea de lo que iba a ver allí. No creo que hayan palabras que puedan describir con precisión mis impresiones: la combinación del conjunto de personas y caballos hechos de terracota, su impresionante realismo, el tamaño del sitio que tenía ante mis ojos y, por supuesto, el hecho de estar en un lugar que siempre había querido conocer, me dejaron completamente sin habla.

I02 - Xian (CN) 0230-35

Este sitio está más allá de cualquier descripción, no encuentro palabras que puedan ilustrar la inmensidad del trabajo realizado por quienes estuvieron a cargo de la creación del Ejército de Terracota y el trabajo realizado por los arqueólogos a cargo de su reconstrucción — aún con mucho por hacer, pero definitivamente con mucho ya hecho, es posible hacerse una idea de cómo habría lucido cientos de años atrás.

El ejército que se puede apreciar (soldados y caballos) es como una versión en tamaño real de un gran conjunto de juguetes (curiosamente, su construcción fue ordenada por el emperador cuando era todavía casi un niño). Cada soldado es diferente, es posible apreciar sus facciones individuales, sus diferencias de complexión y tamaño, su estilo de cabello y la forma en que se ajusta a cada uno su uniforme, todos en perfecta formación.

I03 - Xian (CN) 0230-62

Las fotografías solo pueden mostrar parcialmente la dimensión real del lugar cuando las personas que están a los lados del sitio de excavación quedan dentro del encuadre.

En la parte de atrás hay una especie de taller. Ahí, los guerreros son reconstruidos pieza por pieza (luego de tantos años bajo tierra, no lograron sobrevivir sin “rasguños”). La tarea con dimensiones extraordinarias se asemeja a la de un rompecabezas, identificar al dueño de cada una de las pequeñas piezas encontradas parece casi imposible. 

I04 - Xian (CN) 0230-78

Debido a que no todas la piezas pueden encontrarse y devolverse a la estatua correspondiente, muchos soldados se muestran sin cabeza, a otros les faltan brazos y  algunos tienen agujeros en su cuerpo. También es impresionante descubrir que estas figuras no son sólidas, son totalmente huecas.

Además del Pit 1 (el principal y más grande), es posible visitar dos sitios de excavación más, de menor tamaño: el Pit 2 y el Pit 3. El Pit 3 contiene pequeños grupos de guerreros y sus caballos. El Pit 2 muestra un sitio de excavación en progreso, es algo más grande que el Pit 3, pero tiene menos figuras enteras, da una idea de cómo se habría visto el Pit 1 al inicio de los trabajos de reconstrucción. Las secciones excavadas muestran piezas pertenecientes a soldados y a caballos, listas para ser extraídas, clasificadas y vueltas a armar.

I05 - Xian (CN) 0231-16

El último lugar a visitar dentro del complejo es el museo. Lo primero que se ve a la entrada es un gran títere de un Guerrero de Terracota al lado de una “pequeña” gran niña china. El rótulo indica que son títeres que fueron utilizados como parte de la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de Beijing.

 

 

 

Para el momento en que llegamos al museo, la cantidad de gente en el lugar era tanta que no resultaba fácil caminar y era casi imposible apreciar las exhibiciones, pero pude dar una mirada rápida a dos carros con sus caballos y conductores, hechos de bronce, de un tamaño bastante pequeño, pero con figuras increíblemente detalladas.

Posiblemente la cantidad de visitantes era mucho mayor que lo usual, eran días libres por las celebraciones del aniversario de la creación de la República Popular de China y por las festividades de la mitad del otoño.

Luego de muchas horas de caminar y admirar los “Pits”, dejamos el complejo y fuimos recibidos por un área llena de puestos de comida, un regalo para la vista y el olfato, el delicioso olor de la comida nos recordó que estábamos hambrientos y lo maravillosa que se veía, hacía muy difícil elegir, la única solución ¡comprar y probar un poco de todo!

Meeting the Terracota Warriors from Xi’an

Usually I take care of all my travel planning, even if I meet with friends or family during the trip. But this time, the whole planning was part of an adventure idea that popped up during a dinner with a friend long time ago. We discovered that both of us had in the “must visit” list the city of Xi’an (China), both wanted to personally see the site of the Terracota Warriors (the incredible Mausoleum of the first Qin Emperor).

I can’t recall when I first heard or read about them, but I know I was still a kid. Some years later I “bumped” into a magazine article and documentary, I believe, from the National Geography Society, and I knew I had to visit them someday.

The plans started to take shape during my friend’s expat time in China. Turned out that logistics for moving around and exploring Xi’an, the way we wanted, were a lot easier then, and the long public holidays in China around October, made the perfect window to schedule the trip. During the planning, the exploring group grew from 2 to 11, other expat friends of my friend joined in — all with the same love for traveling, exploring and learning about the culture, so the companions were just the right ones!

I01 - Xian (CN) 0230-09The visit to Terracota Warriors was the first activity scheduled in Xi’an. Nothing could had really prepared me to what I found when, after a short walk from the entrance, I arrived to Pit 1: the main excavation site and where most of the restoration work has been done.

None of the videos and pictures I saw, neither the descriptions I read, could give me an idea of what I would see at Pit 1. No words can’t really describe my  impressions: the combination of a magnificent and incredible set of people and horses made out of terracota, the size of what I had in front of my eyes, and of course, the fact of being in a place I always wanted to see, left me absolutely speechless.

The place is beyond any description, no words can illustrate the site, the immensity of the work accomplished by the people in charge of creatI02 - Xian (CN) 0230-35ing the Terracota Army, and the work done by the archeologists in charge of the site reconstruction — still too much to do, but a lot already done, enough to get an idea of how it could look like centuries ago.

The army in display (soldiers and horses) is like a life size version of a big set of toys (curiously its construction was ordered by the Emperor while he was still a kid)… Each warrior is different, is possible to notice the individual face characteristics, their differences in body complexion and height, hair style and the way the uniform individually fits each one of the warriors, all in perfect formation.I03 - Xian (CN) 0230-62

Pictures can only partially show the real  dimension of the place when people at the sides of the excavation site are included in the frame.

At the back, a workshop can be seeing. There, warriors are being put together piece by piece (after many years underground, they did not survive without “scratches”)… The puzzle-like task of identifying the owner of each small tiny piece looks close to impossible, but is being done, little by little.

I04 - Xian (CN) 0230-78Because not all the pieces can be to put together, many statues are shown headless, other with missing arms, and some with holes in their bodies. Is also impressive to  discover the figures are not solid sculptures, they are hollow.

In addition to the Pit 1 (main and biggest), is possible to visit 2 more, and smaller, excavation sites: Pit 2 and Pit 3. Pit 3 contains a set of small groups of warriors with horses. Pit 2, shows an in progress excavation site, little bigger than Pit 3, it has less complete figures, gives a good idea of how Pit 1 could  have looked like when excavations started. The excavated sections show pieces belonging to many different I05 - Xian (CN) 0231-16figures; parts of bodies of both horses and soldiers, ready to be extracted from the soil for classification and rebuilding.

Last piece to be seen, inside the complex, is the museum. The first sight at entrance is a huge Terracota Warrior puppet standing next to a “little” huge puppet of a Chinese girl. Sign says they are the puppets used as part of the Beijing Olympics Opening Ceremony.

By the time we got to the museum, crowds were already big and walking was really difficult, pretty much impossible to see the exhibits, but I was able to give a quick glance to two small carts with horses and riders made out of bronze: not real life size, very detailed figures.

Probably visitor quantity was much more than usual due to the Chinese Holidays (the anniversary of the creation of the People’s Republic of China and the Mid Autumn Holidays).

After many hours of walking and discovering the Pits, we left the site and were welcomed by an area full of food stalls, a treat to the eyes and nose: smells that reminded us we were hungry and food treats looking so great that were difficult to choose from, therefore, the only solution: buy a little of each!

Advertisements

One thought on “Conociendo a los Guerreros de Terracota

Comments are closed.